Inicio Artículos de fondo Interconexión en entornos adversos

Interconexión en entornos adversos

223
1

Por Marco Enge, Senior Product Manager de Avnet Abacus

Interconexión en entornos adversos
Marco Enge, Senior Product Manager de Avnet Abacus

La conectividad es un factor decisivo en la fiabilidad de cualquier sistema y, en entornos adversos, incluso más. Un conocimiento de los tipos de conectores que ofrecen la máxima confianza en ambientes extremos representa una consideración importante para los diseñadores.

Existen muy diferentes conceptos a tener en cuenta a la hora de desarrollar un sistema de interconexión en entornos adversos y hay que saber cuáles de ellos afectarán a las especificaciones requeridas en los productos de interconexión usados en el diseño (calentamiento, enfriamiento, movimiento o líquidos, por citar algunos) al impedir el flujo de datos o alimentación.

Los factores ambientales pueden abarcar prevención ante la penetración de agua y otros fluidos, polvo o gas; temperaturas extremas; niveles de humedad, presión, incluyendo inmersión acuática en profundidades; impacto físico; robustez y unión fiable / segura durante todo el ciclo de vida del equipo; apantallamiento de interferencia electromagnética (EMI) o descarga electromagnética (ESD); o exposición a elevados niveles de rayos ultravioletas y otros tipos de radiación.

Los mercados que suelen demandar la máxima protección ambiental son producción de energía, como la industria petroquímica y un gran número de instalaciones de energías renovables, el sector aeroespacial y militar (incluyendo aplicaciones marítimas), ferrocarril y transporte, así como la industria química y la sanidad.

La buena noticia, es que en AVNET cuentan con un amplio abanico de proveedores, como Amphenol, Delphi, FCI, Glenair, Harwin, Molex, Samtec y TE Connectivity, entre otros, que proporcionan productos y tecnologías de interconexión para dichos entornos adversos. Pero antes de comenzar un nuevo diseño, se han de tener en cuenta determinados factores y características que nos permitirán alcanzar el objetivo deseado con éxito.

Básicamente, los factores para una interconexión en entornos adversos los podemos resumir en:

Si una aplicación demanda protección ante líquidos, temperaturas extremas, vibración y EMI o una combinación de ellas, la selección del conector más adecuado que supere los requerimientos específicos del entorno puede implicar una considerable reducción de fallos eléctricos, periodos de inactividad y costes de mantenimiento. Y la elección de un distribuidor experto y multimarca, la diferencia entre el fracaso y el éxito.

Comments are closed.