Inicio Artículos de fondo Los expertos debaten sobre la electrónica del automóvil

Los expertos debaten sobre la electrónica del automóvil

1627
0

Matt McWhinney, director de desarrollo empresarial de grupo, Kirk Ulery, director de desarrollo empresarial de distribución, de Molex, y Shawn Luke, ingeniero técnico de marketing, de DigiKey nos hablan de la actual situación del mercado del automóvil: estamos en un punto de inflexión para la electrónica del automóvil.

Los cambios en la industria del automóvil son un tema candente. Los avances tecnológicos están impulsando muchas tendencias y actualizaciones en los vehículos, desde tendencias a gran escala como los coches de emisiones cero y la autonomía hasta tendencias de nicho como la miniaturización, los métodos de almacenamiento de energía y mucho más.

Los expertos debaten sobre la electrónica del automóvil

Hoy en día, los vehículos tienen más componentes electrónicos que nunca. Tanto los consumidores como los profesionales del transporte exigen más prestaciones a sus vehículos: características avanzadas de seguridad, opciones de infoentretenimiento, mayor seguridad y facilidad y comodidad para los pasajeros, entre otras.

Los componentes de alimentación e interconexión son fundamentales para el avance de los vehículos y muchos otros medios de transporte. Tres expertos en componentes de automoción de dos empresas de electrónica líderes en el sector (Shawn Luke, director de marketing técnico de DigiKey, y Matt McWhinney y Kirk Ulery, directores de desarrollo comercial de Molex) debatieron recientemente sobre los factores que impulsan el diseño actual de automóviles.

A medida que los fabricantes de automóviles se apresuren a fabricar coches más inteligentes y conectados, seguirá aumentando el número de componentes electrónicos necesarios para alimentarlos. De hecho, según Statista, se espera que la electrónica represente el 50% del costo de un coche nuevo en 2030.

«La explosión de características electrónicas en los vehículos ofrece un lienzo en blanco», afirma Ulery. «Acabemos donde acabemos en cuanto a vehículos electrificados y otros sistemas de propulsión, la electrónica será de lejos uno de los componentes más clave de los vehículos que avancen».

La electrificación permite la innovación

La electrificación de los automóviles ha abierto la puerta a nuevos e innovadores diseños de vehículos. Sin la necesidad de incorporar un motor de combustión interna tradicional, los fabricantes de automóviles tienen más flexibilidad para distribuir las baterías y los puertos de carga, aumentar el espacio para pasajeros o carga, etc.

Esto ha provocado la entrada en el mercado de un mayor número de nuevos fabricantes de vehículos eléctricos, que ofrecen una amplia variedad de marcas y modelos. En este momento, muchos siguen siendo caros y carecen de estandarización en todo el espacio. Sin embargo, esta mayor variedad ofrece a los consumidores más opciones de estilo y personalización, y es probable que el coste de los vehículos disminuya a medida que avance la tecnología y aumente la producción.

«Todavía pasará algún tiempo antes de que haya un diseño común para el diseño de vehículos eléctricos, porque es una carrera de caballos para las nuevas tecnologías e innovaciones», predijo McWhinney. «Los diseños de la industria automovilística tienden a ser muy resistentes, fiables y bien probados, pero en este periodo de rápidos cambios, hay muchas plataformas que aún están en pañales, esencialmente prototipos muy caros».

Independientemente del fabricante, la marca o el modelo, todos los vehículos eléctricos necesitan una transmisión de potencia fiable y una transmisión de datos de alta velocidad para poder tomar decisiones en tiempo real y guiadas por software.

El avance de los microprocesadores también ha provocado un cambio de paradigma en el diseño de automóviles con la introducción de la plataforma de vehículos definida por software, que gestiona la funcionalidad y el comportamiento de los sistemas del vehículo. Al depender menos del hardware, aumenta la modularidad, la flexibilidad y la conectividad: se necesitan menos piezas y cableados para gestionar un sistema extremadamente complejo.

«Estamos en un punto de inflexión en el que ya no podemos añadir más cableado a los vehículos», explica Ulery. «El sector de la automoción ha empezado a tomar prestado del de la informática, ya que ahora disponemos de una norma Ethernet de dos hilos que puede funcionar en la gama de los gigahercios, lo que nos permite reducir la cantidad de cableado en el vehículo.

«El sistema eléctrico de 48 voltios es otro ejemplo: ahora se puede pasar a cables más pequeños y, con las arquitecturas zonales en el vehículo definido por software, se puede tener un controlador y esos dispositivos están todos en el mismo bus con un solo cable para conectarlos a todos». Vamos a ver menos contenido de conectores de cobre, pero los vehículos estarán mejor diseñados y serán más capaces para los requisitos de mayor velocidad de conectividad que se verán en los vehículos del futuro».

1
2
3
Irene Oñate
Periodista de corazón y redactora Jefe desde su fundación en la editorial técnica NTDhoy, S.L. así como freelance para otras publicaciones especializadas. Me gusta el mar, leer y divertirme con mi perro y mis amigos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.