Inicio Mouser Electronics Sistema de conectividad sin contacto

Sistema de conectividad sin contacto

252
0

Mouser Electronics, una filial de TTI, y distribuidor global de semiconductores y componentes electrónicos, anuncia la disponibilidad en stock del sistema de conectividad sin contacto ARISO Contactless de su representada TE Connectivity que permite transferir alimentación y datos entre dos acopladores sin contacto físico y, por lo tanto, minimizar el mantenimiento.

Este diseño de TE ofrece ventajas significativas con respecto a sistemas convencionales al proporcionar libertad giratoria, inmunidad a la vibración y ciclos de conexión ilimitados a muy diversas aplicaciones.

El sistema de conectividad sin contacto ARISO Contactless Connectivity es una solución híbrida que permite enviar alimentación y datos durante cortas distancias. Esto facilita el trabajo en muros y fluidos o con condiciones atmosféricas adversas en donde las conexiones del tipo “normal” pueden sufrir degeneración con el tiempo de uso y producir errores vitales en el equipo.

La transferencia de potencia puede llegar a alcanzar los 12 W con ocho canales PNP entre los acopladores.

Sistema de conectividad sin contacto Cada uno de los acopladores contiene dos mecanismos de transmisión. En la parte exterior se encuentra una bobina circular que ofrece la transferencia inductiva al segundo acoplador. En la zona interior de dicha bobina se sitúa una antena de bucle que hace posible el envío de datos. Detrás de cada acoplador está la electrónica que gestiona la transferencia y dota de un interface para dispositivos externos.

El sistema de conectividad sin contacto puede realizar una transmisión a una distancia de 7 mm con una desalineación entre los acopladores de hasta 5 mm.

Beneficios de utilizar el nuevo sistema de conectividad sin contacto

Las ventajas incluyen una reducción significativa de problemas de conexión, contaminación y vibración. Por lo tanto, el nuevo diseño resulta ideal en fresadoras, tambores de impresora, robótica y maquinaria con componentes en movimiento, como los sensores que se conectan “on the fly” (al vuelo).