Inicio Artículos de fondo Listo o no: se acerca la estandarización del USB tipo C

Listo o no: se acerca la estandarización del USB tipo C

6521
0

En el panorama tecnológico en constante evolución, una innovación ha ocupado un lugar central por su notable versatilidad, capacidades y adopción generalizada: el USB tipo C

Este conector compacto y reversible ha revolucionado la forma en que transferimos datos y cargamos dispositivos, ofreciendo una transferencia de datos más rápida. velocidades y opciones de entrega de potencia.

Listo o no: se acerca la estandarización del USB tipo C

Al mismo tiempo, cuando se introdujeron los conectores USB Tipo C en 2014, se agregaron a una larga lista de diferentes tipos de conectores disponibles en el mercado. Desde conectores de alimentación CC hasta otros tipos de conectores USB, los fabricantes de equipos originales de dispositivos electrónicos de consumo tienen una variedad de opciones. Esto ha dado lugar a que los consumidores a menudo necesiten un tipo diferente de cargador cada vez que compran un dispositivo nuevo, lo que aumenta aún más la cantidad de desechos electrónicos como subproducto.

Está claro que la estandarización de los conectores es necesaria para ayudar a agilizar la carga de dispositivos para los consumidores y frenar el aumento vertiginoso de los desechos electrónicos. La Unión Europea (UE) está encabezando el esfuerzo con sus próximas leyes sobre cargadores comunes que dependen de la tecnología USB tipo C. En este artículo de fondo, profundizamos en el viaje de la estandarización del USB Tipo C dentro de la UE, explorando su importancia, sus cronogramas clave y su impacto potencial.

La migración de diseños a USB Tipo C será fundamental para los OEM que venden a clientes finales en Europa y planean preparar estratégicamente sus productos para el futuro si la estandarización del USB Tipo C pronto se aplica a otras regiones y aplicaciones.

Evolución de los estándares del USB y auge del USB tipo C

Como ya hemos mostrado en nuestro artículo Historia de los estándares USB, los diversos estándares de conectores físicos, de alimentación y de datos USB han recorrido un largo camino desde la introducción del USB 1.0 y el USB Tipo A.

Sin embargo, la llegada del USB Tipo C marcó un punto de inflexión en la conectividad. Su diseño reversible, velocidades de transferencia de datos más rápidas y capacidades de suministro de energía lo han convertido en la opción preferida para una amplia gama de dispositivos. A medida que la tecnología continúa avanzando, la estandarización se vuelve esencial para garantizar una comunicación fluida entre dispositivos de distintos fabricantes.

El papel de la Unión Europea en la estandarización del USB tipo C

En el centro de los esfuerzos de normalización de la UE se encuentran organismos reguladores como el Comité Europeo de Normalización (CEN) y el Comité Europeo de Normalización Electrotécnica (CENELEC). Estas organizaciones colaboran con partes interesadas de la industria, grupos de consumidores y expertos para establecer pautas que garanticen conectores, cables y protocolos de suministro de energía USB tipo C seguros e interoperables (mira en este enlace).

De hecho, se consideró la opción más factible para el receptáculo de carga común porque CENELEC ya había adoptado el estándar del conector USB físico a nivel de estándares internacionales bajo la norma europea EN IEC 62680-1-3: Interfaces de bus serie universal para datos y alimentación – Parte 1-3: Componentes comunes – Especificación del conector y cable USB Type-C. Lo mismo ocurre con la especificación USB Power Delivery, que se define en EN IEC 62680-1-2.

Otras regulaciones existentes, como la Directiva sobre equipos de radio (RED) y la Directiva sobre residuos de equipos eléctricos y electrónicos (WEEE), desempeñaron un papel vital en la configuración del panorama de estandarización del USB tipo C.

Debido al enorme tamaño del mercado de dispositivos móviles, el Parlamento Europeo y el Consejo finalmente determinaron que la acción legislativa obligatoria a nivel de la Unión, en lugar de medidas nacionales o voluntarias, era la única manera de garantizar la interoperabilidad de los dispositivos, aumentar la comodidad del consumidor y reducir el desperdicio ambiental.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.