Inicio Cables Proceso de producción automatizada de arneses para cables

Proceso de producción automatizada de arneses para cables

6526
0

Permitiendo una gran variación específica para el cliente, este nuevo proceso de producción automatizada de arneses para cables emplea robots industriales para la fabricación.

Los profesores Dr. Ing. Bernd Langer y Dr. Ing. Martin Kipfmüller de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Karlsruhe han desarrollado un nuevo proceso de producción automatizada de arneses para cables, en el cual utiliza robots industriales.

Los arneses para cables son, curiosamente, uno de los pocos componentes sujetos todavía a una producción o proceso manual, concretamente en su uso en la industria de la automoción y de los bienes de consumo.

Debido a la escasez en el suministro de los arneses para cables, este tipo de proceso automatizado puede convertirse ahora en atractivo, ya que hace posible la fabricación automatizada y el ensamblaje de los arneses de cable, definiendo claramente la relación entre fuerza y conformación, con un producto lineal en el estado rígido de la flexión.

Funcionamiento de la solución

Una vez que alcanza el estado de rigidez a la flexión mediante la congelación de los cables, los robots industriales entran en juego para dar forma a los cables y fijarlos en disposiciones de tendido caracterizadas por pasadores móviles controlables y con control de temperatura.

El enfriamiento puede tener lugar en una área de enfriamiento o por medio de mandíbulas de enfriamiento, es decir, a través de un microclima. Por lo tanto, es concebible que la mordaza de agarre del robot industrial pueda contener elementos de calefacción y refrigeración.

Proceso de producción automatizada de arneses para cables

Los cables se calientan localmente al punto de flexión, de forma que el aislamiento no queda irreversiblemente dañado durante su conformación. Inmediatamente después se enfrían para estabilizar la curvatura.

Después, los brazos de los robots pueden alinear la siguiente sección de cable empleando para ello una fuerza predefinida. Lo que hace particularmente interesante a estos cables es que podemos insertarlos a través de las paredes del enchufe durante el proceso de ensamblaje sin que se doblen.

Pero, sin lugar a dudas, la ventaja que más apreciarán tanto los fabricantes como los clientes, es que los arneses podrán empezar a producirse con unas especificaciones precisas justo después de que se requieran, estando listos precisamente en tiempo de ensamblaje.

En prensa escrita, especialmente online, ha tenido experiencia propia editando y dirigiendo su propio medio, y desde hace unos años trabaja como colaborador freelance para varias publicaciones técnicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.