Inicio Conectores rugerizados Conectores metalizados de Zinc-Níquel RoHS

Conectores metalizados de Zinc-Níquel RoHS

302
0

Conectores metalizados de Zinc-Níquel RoHSDurante el pasado año, Souriau fabricó más de un 50% de sus conectores 38999 con metalización RoHS, reforzando así aún más la posición de la compañía como líder de la industria ecológica en el mercado de conectores.

La compañía atesora más de una década de experiencia con la metalización de Zinc-Níquel RoHS, que se considera en la actualidad una alternativa superior, y conforme a RoHS con respecto al Cadmio, por la industria de defensa y aeronáutica. El fabricante ya ha industrializado esta metalización para la mayoría de sus líneas de conectores para la industria de defensa y aeronáutica, entre ellas la D38999, las series I, II y III, la MIL-C-26482 Series I, VG96918, micro38999, así como en tapas y cubiertas de protección.

El Zinc-Níquel RoHS es un material no reflectivo y se puede utilizar a altas temperaturas (+175 °C) o con determinados fluidos como descongelantes. Esta combinación exclusiva permite que el Zinc-Níquel D38999 RoHS se pueda utilizar en varias aplicaciones. Se puede utilizar, por ejemplo, con PC robustos, motores eléctricos o sistemas de control de armamento.

Para las aplicaciones de defensa y aeronáuticas, la ventaja que aporta la metalización de Zinc-Níquel RoHS es su aceptación universal con otros acabados ya instalados, como el acero inoxidable pasivado, níquel compuesto o alodine. La extraordinaria resistencia a los fluidos es una ventaja añadida cuando se emplea junto con los sistemas de accionamiento en áreas no presurizadas.

La nueva línea está fabricada siguiendo el proceso electrolítico conocido y ampliamente aceptado, es conforme a RoHS y no pertenece a la lista de “posibles carcinógenos para las personas”. Otra ventaja es que su superficie rugosa hace que se adapte mejor a fundas contráctiles por calentamiento.